5 Cosas Que Puedes Hacer Como Preparación Para la Temporada de Aguas Abiertas

Archivado en Destacados , Equipo , Estilos 0 comentarios

Si vives en el hemisferio norte, es posible que ya estés disfrutando de días más largos y tal vez incluso la oportunidad de vislumbrar un poco de sol primaveral! Si te gusta la natación de aguas abiertas, debes estar contando los días para que comience la temporada y en función de dónde te encuentres, es probable falten entre 4 a 8 semanas para comenzar.

Entonces, ¿qué puedes hacer desde ya para prepararse para nadar en un lago o el mar tan pronto como estén lo suficientemente calientes? Aquí hay cinco cosas simples que se pueden hacer – en el calor de tu piscina – que pueden hacer una diferencia real, toda vez que salgas al aire libre para el primer baño en aguas abiertas de la temporada:

1. Experimentar con una recuperación de la brazada, con el brazo en una posición más recta

Si observas a los nadadores y triatletas de élite en pleno trabajo de aguas abiertas, verás que casi todos recuperan la brazada con el brazo en posición recta,  en mayor o menor medida. Con un traje de neopreno,  este ejercicio descarga los músculos del hombro y al nadar en aguas turbulentas (creadas por los nadadores) un brazo más derecho te ayudará a cortar mejor el agua.

Importante:  El brazo no tiene por qué estar completamente derecho – flexionar un poco el codo puede la diferencia, tal como lo demuestra Carolyn:

2. Probar un promedio más alto de ciclos de brazadas

Nadar con una cadencia más rápida es especialmente útil en aguas abiertas movidas,  ya que te ayuda a atravesar las olas y a cortar de manera más eficiente el agua. Este cambio no necesariamente se traduce en mayor esfuerzo,  de hecho cada brazadas puede tener menos esfuerzo, pero vas a hacer más brazadas, es similar a trabajar con un cambio de menor engranaje en la bicicleta.

Para aumentar la frecuencia, puedes hacer el ataque de la brazada un poco más rápido en la parte delantera. Esta acción es bastante sutil (dado que si se aumenta mucho la frecuencia de las brazadas se comienza a luchar contra el agua). Una recomendación es el uso de una herramienta como el Pro Tempo Trainer en el modo de frecuencia de carrera y experimentar con elevar el número de brazadas de 5-6 BPM de una manera controlada.

Los mejores nadadores de aguas abiertas del mundo, logran adaptar su frecuencia de brazada según la condición de las aguas, alargando más la brazada en aguas en condiciones más “plato”, y acortándolas cuando se encuentran más movidas.

3. Nada cerca de tus amigos

Reúnete con un pequeño grupo de 3-5 amigos y realiza algunos ejercicios estructurados para nadar tan cerca como les sea posible el uno del otro, por ejemplo: haciendo la figura de una punta de flecha (ver figura abajo).

Para este ejercicio sólo pueden nadar dos o más a la par, solo en el caso que se tenga un carril sin nadadores viniendo en sentido contrario, pero incluso en un carril público se puede practicar lo más cerca posible detrás del otro nadador para experimentar la turbulencia.  Procura nadar rápido, con un ritmo cardíaco alto!

Otra opción es nadar en uno de los carriles laterales de la piscina, donde habrá más oleaje rebotando en la pared lateral.

Rota las posiciones por cada piscina. Intenta la posición detrás del líder para que sientas el remolque!

4. Respira bilateralmente

Respirar a ambos lados puede hacer una gran diferencia en la simetría de tu brazada y la simetría se traduce en nadar derecho.

Puedes entrenar tu técnica condición física hasta el cansancio, pero si no logras nadar en aguas abiertas de forma recta vas a botar todo eso y muchas cosas más! Sabemos a través de localización por GPS y por fotos de drones que los triatletas pueden nadar fácilmente entre 10 y 20% más, al hacerlo fuera de curso.  Incluso si respirar bilateralmente te hace perder unos segundos, estos los puedes recuperar e inclusive ganar más al nadar de forma más recta.

La adaptabilidad es importante en aguas abiertas. Por ejemplo ¿has notado cómo la mayoría de las rutas de competencias de aguas abiertas son anti horarias? Si no puedes respirar por la izquierda, entonces vas a tener mucha dificultad para calcular tu posición en función a las boyas.

5. Incluye la práctica de la observación

Lograr una buena técnica para la observación es importante, la clave es ser capaz de mirar hacia delante cómodamente sin un esfuerzo excesivo y sin interrumpir el flujo natural de la brazada.  La mejor manera de desarrollar esta técnica es en la piscina, avistando hacia delante con regularidad al entrenar. Trata de observar un objeto fijo cualquiera, una vez por cada piscina (a una distancia al azar de la pared). Por ejemplo:  ver la hora de un reloj.

La clave para una buena técnica de observación es la de no levantar la cabeza demasiado alto por encima de la superficie, basta con levantar los ojos por encima de la superficie …

… Y luego gire inmediatamente a respirar a un lado. Más información (en inglés) sobre esta técnica aquí: http://www.feelforthewater.com/2011/06/how-to-sight-correctly-in-open-water.html

Articulo originalmente publicado por Paul Newsome en el blog de  Swim Smooth © Feel for the Water en: http://www.feelforthewater.com/2016/03/5-things-you-can-do-now-to-prepare-for.html

Adaptación al castellano por Luis Moreno (@lm7) para Vikingos de Chacao (@vikingosmaster)

Escrito por Luis Moreno   @   24 marzo 2016 0 commentarios
Etiquetas :

Lo sentimos, los comentarios están cerrados.

Previous Post
«
Next Post
»
Diseñado por Christian Myspace In conjunction with Ping Services | French Teacher Jobs | Maths Teacher Jobs
© 2011 - 2019 Vikingos de Chacao | Diseñado por Keewi Studios
UA-64480986-1